miércoles, 5 de junio de 2013

Pan de Espelta Fácil y Rápido

Pan de Espelta

¿De Espelta?
                     Siii
                              ¿Y eso?

   Pues porque la espelta es un cereal extraordinario, más en concreto es una variedad del trigo que se cultiva desde hace más de 7000 años. Tiene un aspecto más rústico y un sabor más intenso que el trigo al que estamos tan acostumbrados.
   La espelta es poco conocida hoy en día ya que ha estado a punto de desaparecer debido a que tenía un bajo rendimiento productivo. Hoy en día su auge es imparable debido a sus propiedades nutricionales.
La podemos utilizar para elaborar pan, galletas, copos, sémolas, e incluso cerveza!
La encontramos en supermercados como Mas y Mas o en Herboristerias y hay blanca o integral.




Ingredientes: (Para dos hogazas medianas)
  • 500gr Harina de Espelta Blanca
  • 300ml Leche
  • 2 cdas Limón exprimido
  • 20gr Levadura Repostería
  • 75gr Mantequilla
  • 1 pellizco de Sal

  1. Precalentamos el horno a 200ºC
  2. Calentamos la leche 30 segundos en el microondas a máxima potencia, hasta que esté tibia, vertemos en un bol grande, agregamos el zumo de limón y removemos. Dejamos reposar unos minutos. (Se puede sustituir por 300ml Buttermilk)
  3. Calentamos la mantequilla hasta que tenga una consistencia líquida.
  4. Agregamos todos los ingredientes al bol y mezclamos con la ayuda de una espátula. Dejamos reposar la masa 10 minutos, para que la espelta se hidrate bien.
  5. Enharinamos una superficie limpia y lisa (el banco de la cocina por ejemplo) y volcamos la bola de masa, amasamos durante 10 minutos.
  6. Separamos la masa por la mitad si queremos dos hogazas medianitas o la dejamos toda para una hogaza super grande.
    La ponemos sobre el papel de horno en la bandeja de hornear y hacemos una cruz con la ayuda de un cuchillo afilado, larga y profunda. Esto ayudará a que se cueza correctamente.
    Espolvoreamos harina por encima y horneamos 30 minutos a 200ºC.
    Dejamos enfriar sobre una rejilla.




Salmorejo

SALMOREJO




Ingredientes:

  • 500 gr Tomates maduros (aprox. 4 medianos)
  • 100 gr Pan (del día anterior o del anterior)
  • 1/2 diente de Ajo (o uno pequeño, según tu gusto)
  • 1 cdta de Sal (de las de café!!)
  • 60 ml Aceite de Oliva Virgen Extra (yo uso el de mi pueblo, Jérica)
  1. Pelamos con cuidado los tomates, los troceamos y los trituramos con la batidora.
  2. Añadimos el pan y lo dejamos reposar un par de minutos.
  3. Seguimos batiendo, añadimos el ajo, la cucharadita de sal y el aceite. Batimos hasta conseguir una consistencia tipo crema/puré.
  4. Dejamos enfriar en la nevera.


Mientras está en la nevera y a modo de acompañamiento podemos preparar unos huevos cocidos ( 10min. en agua hirviendo), luego los picamos bien pequeñito y listo; otro buen acompañamiento son unos taquitos de Jamón Serrano.



Nota: Con esta receta salen 4 raciones.
          Si lo queréis más ligero, se puede añadir un vaso de agua y hacerlo más diluido por lo que las   raciones serán más y más suaves. De todos modos el aporte calórico por ración es de 220Kcal.